Ciber Geek > Opinion > Mi primer experiencia con un smartphone (Razr i)

Mi primer experiencia con un smartphone (Razr i)

Cambiando de un telefono tonto a un telefono inteligente, peripecias con el Razr i y la perdida de señal.

Mis experiencias con un Smartphone

Hace casi un mes decidí hacer el cambio de mi pequeño dumbphone, un Samsung SGH-C275L, por un smartphone de gama media, un Motorola Razr i, al principio todo era hermoso, excepto que la batería ya no volvería a durar una semana con uso normal, pero a pesar de eso el teléfono funcionaba a la perfección, y me estaba ahorrando mucha plata con Whatsapp, la aplicación de la década sin dudas.

motorola razr i

El Razr i en blanco

No todo es color de rosas

Todo andaba genial hasta que, la primera vez que viaje, el teléfono enloqueció, cambiar de antena fue una experiencia dolorosa, la cual requirió reiniciar el dispositivo, ya que había perdido completamente la señal, ni datos ni voz, nada. En la otra ciudad a la que fui parece que terminé cerca de otra antena a la que no le gustaba mucho mi teléfono, cada un par de horas se perdía la señal y requería, o pasarlo a modo avión, esperar 10 minutos y volverlo a modo “aterrizado”, o directamente un reinicio del equipo. Pensé que era solamente esa celda la que tenía problemas, pero después me pasó lo mismo en otra ciudad, así que descarté la antena como causante del problema. Lo llevé a Claro y me dieron otro equipo, contento me fui a mi casa y me di cuenta que el nuevo equipo estaba sucio, estoy casi 100% seguro que era un equipo refurbished, pero pensé, “si anda no hay problema”. Al otro día me di cuenta que el nombre (logo) de Motorola del frente estaba mal pegado y un poco rayado, pero bueno, si el teléfono andaba podía vivir con eso.

Volviendo al campo de batalla

Nuevamente viajo hacia la otra ciudad, nuevamente el teléfono se hizo un harakiri en el viaje, reinicio, llego a mi destino, el teléfono seguía perdiendo la señal. Empecé a preguntar a otras personas que tenían smartphones en la zona y no era un problema raro, pero sus teléfonos perdían la señal y la recuperaban por si solos en cuestión de segundos, el pobre Razr i no tenía tanta suerte y requería que le practique las mismas “brujerías” que mencioné anteriormente.

Reclamando a Motorola

Cuando llamo a Motorola para contarles del inconveniente me dijeron que estaba usando mal mi teléfono, que tengo que cargarlo al 100% todas las noches, que no puedo desconectarlo si no llegó a cargar al 100%, y que tengo que reiniciarlo todos los días. Me dijeron que estaba entre las recomendaciones del manual, pero me leí todo el manual y no decía nada por el estilo. Me dijeron que era igual que una computadora, que si no la reinicias todos los días anda mal. En ése momento me acordé que hasta mi pobre Windows 7 ha pasado semanas funcionando, ni hablar del uptime de una PC con Linux. Finalmente me dijeron que lo podía llevar a un centro de reparaciones, pero no creo que de mejores resultados que un teléfono nuevo. En fin, voy a ver si con Jelly Bean mejora la situación, ponele.

Como nota al margen, llamé el lunes 24 de junio a Motorola y me dijeron que no sabían cuando iba a estar disponible la actualización de Android, que aún estaban trabajando en la misma, ése mismo día a la noche me apareció la notificación para actualizar el sistema operativo, así que se ve que no están muy informados los muchachos.

Dumbphone vs smartphone

Luego de escuchar que la perdida de señal, al menos fugaz, de los smartphones se da con bastante frecuencia, me di cuenta que si hablar por teléfono es más importante para ustedes que tener correo, whatsapp, y otras mierdas, tal vez una dumbphone como mi pobre Samsung “con tapita” sea la mejor opción, ya que el pobre guerrero nunca perdía la señal, y la batería duraba como los dioses (una semana), no tiene nada que envidiarle a Curiosity, ja. A lo sumo pueden tener 2 teléfonos, algo que no es raro hoy en día.

Conclusión

Si pueden evitarlo manténganse alejados del Razr i, sobre todo si tienen que viajar mucho, ya que en esos casos el teléfono se vuelve un dolor de cabeza. Y tener que reiniciarlo cada un par de horas, aunque no parezca mucho, no es algo digno de un teléfono de gama media. Igualmente, el teléfono no es el único culpable, ya que las operadoras telefónicas tampoco ayudan al caso, pero hay que considerar que éste teléfono en particular se ve muy afectado por la razón que fuese.

Otra cosa a considerar es que algunas apps no funcionan debido al procesador, es el caso por ejemplo del popular juego Candy Crush.

Un comentario
  1. fa y a mi me enloquecio por su aspecto jajaj
    PD: si te molesta la duracion de la bateria cambialo por un razr maxx es mas viejito pero bueno

Deje su comentario